Deseos compartidos

No importaba el peso, ni las circunstancias. La meta estaba cerca.
Cargaba un deseo compartido. Ascendía sobre las voces de muro, convocada por la química de otras voces.
Y en esas rugosidades del camino se olvidaba de su carga, como si fuera la única manera de llegar al punto de encuentro.

Deja una respuesta